¿Cuál es la mejor plataforma de eCommerce? Una pregunta que muchos de los que están incursionando en el retail digital se hacen al iniciar su proyecto. También es de esas preguntas que se responde con más preguntas: ¿cuál es tu presupuesto?, ¿cuánto tiempo tienes?, ¿qué cantidad y qué tipo de productos venderás?, ¿qué tan personalizada debe de quedar la tienda?

En esta ocasión hablaremos sobre las ventajas y desventajas de usar Shopify, una plataforma popular con opiniones encontradas, pero una facilidad de uso que supera los comentarios negativos. Los puntos que tomaremos en cuenta para nuestro análisis serán los siguientes:

 

1. Costos de operación
2. Facilidad de implementación
3. Gestión de inventarios
4. Gestión de clientes
6. Addons y herramientas
7. Opciones avanzadas
8. Personalización

 

Las soluciones de comercio electrónico que existen en el mercado nos dan todos los beneficios de plataformas robustas, sin los costos (de tiempo y dinero) que implicaría desarrollar la tecnología desde cero.

Vamos a analizar Shopify, considerando estos ocho factores y otorgando una calificación del 1 al 5, siendo el 1 el número más bajo y el 5 el más alto.

 

Simplicidad Vs. personalización

 

La razón por la que Shopify encabeza nuestra lista es la simplicidad. Cualquier persona puede comenzar a vender en pocos minutos, con una solución que cubre las necesidades básicas de cualquier tienda.

 

Costos de operación   ⭐⭐⭐★★

Una de las plataformas más costosas por su esquema de precios. Es gratuito los primeros 14 días y a partir del día 15 tiene un costo de entre $29 y $299 USD mensuales. La palabra clave en esto es “mensuales”;  mientras que otras opciones tienen un esquema freemium, en el que puedes disfrutar de los beneficios básicos gratis (siempre con la opción de pagar por los beneficios premium), Shopify necesitará tu tarjeta de crédito desde el día 1.

Las plantillas superan en su mayoría los $100 USD y los plugins, al igual que la membresía se carga de forma mensual, por lo que debes de considerar que cada función agregada a tu tienda subirá tus costos operativos de forma permanente.

 

Fuente: Shopify

 

Facilidad de implementación   ⭐⭐⭐⭐⭐

El proceso de registro es sumamente sencillo, te pedirá algunos datos personales, el nombre de tu tienda, y la configuración gráfica inicial. Cinco minutos después de haber iniciado el proceso, tendrás una tienda lista para recibir los primeros productos, en un día, los primeros clientes.

Esta es una de las razones por la que Shopify, es una de las plataformas más comunes al momento de crear una tienda. Es tan fácil que cualquier persona puede crearla, sin necesidad de saber programar.

 

Gestión de inventarios   ⭐⭐⭐⭐★

Podrás controlar tus productos e inventarios dentro de la plataforma. También te permitirá integrarlo con tus tiendas físicas (en caso de comprar su equipo de punto de venta). Si necesitas una solución para administrar tu negocio desde un mismo punto, esta opción será de utilidad.

La limitante está cuando se necesita gestionar miles de productos. Aunque cuenta con herramientas de importación/exportación masiva de artículos e inventario, no hay forma de hacer consultas a la base de datos de forma avanzada.

 

Fuente: Shopify

 

Gestión de clientes   ⭐⭐⭐⭐★

Al igual que la mayoría de estas plataformas, es posible gestionar la relación con tus clientes con su CRM integrado. La ventaja de Shopify sobre otros, es la cantidad de herramientas de marketing que se pueden adicionar para mejorar la experiencia.

Puedes hacer remarketing y seguir a tus compradores que abandonaron el carrito, puedes crear listas de e-mail marketing personalizado según con el comportamiento de compra de tus clientes actuales.

 

Aplicaciones y herramientas   ⭐⭐⭐★★

En la App Store de Shopify existen cientos de aplicaciones, que si se comparan con las miles que existen en los marketplaces de Prestashop o WooCommerce, son pocas, pero en este caso la calidad supera la cantidad. Al igual que con los temas desarrollados por tercero, las aplicaciones y herramientas pasan por un proceso de revisión antes de estar disponibles para todo el público, garantizando en todo momento su calidad.

Existen herramientas para hacer tu trabajo más fácil en muchos aspectos, muchas de ellas serán útiles para optimizar el proceso de compra e incrementar tus ventas. El costo de las aplicaciones en Shopify, aunque sea en formato mensual (en muchos de los casos) es variable, y va en función de las ventas. Por ejemplo, una aplicación para protegerte del abandono de carritos, te cobrará X cantidad de USD por cada carrito recuperado, de esta forma no tienes que pagar, a menos que de resultados.

 

Fuente: Shopify

 

Personalización   ⭐⭐⭐★★

Para hablar de personalización, necesitamos dividir nuestra tienda en dos fuertes: back-office y front-office. Front-office será toda la parte visual de la tienda, donde se encuentra la interacción con cliente. Nuestro back office será todo el sistema al que tiene acceso el administrador, donde podemos gestionar los productos, inventarios, ventas y todas las demás opciones.

El back office está bajo el control de Shopify. Todas las opciones que ves ahí no pueden ser modificadas, a diferencia del el resto de las plataformas de código abierto. Aunque existen distintas aplicaciones que pueden integrar o agregar opciones, siguen siendo estas funciones limitadas.

En la parte frontal de nuestra tienda, podemos personalizar prácticamente lo que necesitemos. Toda la parte gráfica se puede modificar, ya sea editando la plantilla actual, comprando una nueva plantilla o desarrollando una desde cero. Cualquier desarrollador front-end podrá personalizar tu tienda y si está familiarizado con las referencias Liquid (lenguaje con el que se desarrollan las plantillas de Shopify), el trabajo será fluido y rápido.

 

Opciones avanzadas   ⭐⭐⭐★★

¿Qué pasa cuando necesitamos una herramienta específica y no está a la venta en la tienda de aplicaciones? Es difícil encontrar desarrolladores familiarizados con Shopify, más no imposible. Si se compara con la cantidad de profesionistas especializados en los otros gestores, se podría convertir en una desventaja.

Ya que se encuentre a la persona indicada para desarrollar la función, estará limitado a las especificaciones de Shopify para aplicaciones privadas. La clave está en usar estas especificaciones de forma creativa.

 

Conclusiones

 

En general y para resumir, Shopify es una plataforma sencilla de abordar y usar al momento de iniciar un proyecto de comercio electrónico. Es escalable, aunque sus costos pueden ser elevados y su personalización está limitada. Funciona bien en una tienda con necesidades que se encuentren dentro de lo normal, y si no fuese el caso, también existen planes a la medida para comercios con alto volumen de ventas y necesidades específicas.